¿CONOCES TU SEGUNDA PIEL? – Entrega 1

Soy una persona enamorada de mi trabajo, lo estudio y lo disfruto. Siempre me he preocupado por conocer cada vez más sobre él, pasando a ser de un trabajo una verdadera vocación. Siempre inmerso en los textiles, el diseño y la moda, preocupado de tener los conocimientos necesarios para poder desarrollar mi trabajo de la mejor manera, formándome continuamente apoyado con la experiencia diaria y apoyado con las que he heredado de mis generaciones previas. Siempre me he preocupado por transmitir mis conocimientos.

He creído de suma importancia para el ser humano, conocer por lo menos a nivel básico, las características más destacadas del mundo de los textiles.

Si nos paramos a pensar un poco, toda nuestra vida está rodeada de tejidos, en forma de ropa para el vestido, de ropa para cuando dormimos, en ropa cuando trabajamos, cuando nos lavamos, en definitiva, en cada situación de nuestra vida, estamos envueltos de ropa.

Ya, en el momento de nacer, nos envuelven con tejido de algodón. Es curioso, pero lo primero que tocamos al nacer es tejido.

Sin saber encontrar una explicación lógica, no puedo entender como algo tan fundamental para nuestras vidas, es el gran desconocido. La sociedad no se ha se ha preocupado de una mínima formación de las características de los tejidos, sabiendo que son prendas que recubren nuestros cuerpos las 24 horas del día y en cualquier situación.

Francamente, soy de pensar que todas las personas deberíamos saber que llevamos puesto, somos capaces de saber elegir una prenda u otra en cuanto a la imagen que queremos dar a conocer, sabemos que estilo de ropa llevar para cada situación, pero desconocemos los beneficios o inconvenientes que nos pueden proporcionar las diferentes composiciones, acabados de los tejidos o tintes de las telas. Este abanico puede ser interminable y que menos que saber lo que es bueno para nosotros, o como mínimo saber lo que no nos conviene.

Me atrevo a decir, que hay aspectos diarios en los que estamos formados desde nuestro periodo escolar y no son tan cotidianos como el hecho de estar en contacto diariamente con los textiles en cualquier circunstancia.

¿Por qué no recibimos formación desde nuestra infancia, del mundo de los textiles?

Es necesario comer, dormir, comunicarse, cuidarnos, que nos cuiden… ¿No nos hemos parado a pensar, que, conocer que cubre nuestra piel es muy importante en nuestras vidas?

Con varias publicaciones a modo de entregas periódicas, pretendo hacer llegar a todos, mi inquietud por que se conozcan las ventajas e inconvenientes de las fibras, los hilos y los tejidos… que al final son la materia de la que se fabrica nuestra ropa.

Aunque breve y resumida, estoy seguro que será de utilidad, donde podréis observar importantes curiosidades y experiencias, que nunca habíais pensado que estáis llevando encima de vuestro cuerpo como una segunda piel hasta ahora desconocida.

Nos vemos en la siguiente publicación…..estad atentos a mi  Blog y descubriréis una nueva perspectiva más interesante y curiosa de los tejidos que cubren vuestra piel.

Que lo disfrutéis.

Javier Ginestar