¿CONOCES TU SEGUNDA PIEL? – Entrega 2

En la historia se habla de la inteligencia del ser humano, en crear artículos que han hecho más fácil el desarrollo de la vida, como por ejemplo la rueda, la escritura, la agricultura, la ganadería… todo ha sido para conseguir un poco más de bienestar en las personas, pero ¿Qué estarían pensando las personas cuando descubrieron que hilando las fibras naturales y después creando tejidos, conseguían no pasar frío, resguardarse y tener más calidad de vida?

Durante los últimos 5.000 años las fibras textiles se han utilizado para la fabricación de telas, y solo se utilizaban las fibras de origen animal o vegetal, siendo las más empleadas las fibras de lino, algodón, lana y seda.

Es a partir del año 1885, cuando se produjo de forma comercial la primera fibra artificial, el rayón, como sustituto de la seda natural, que, por su precio, resultaba prohibitiva su uso y consumo.

Las fibras son filamentos plegables, parecidos a un cabello, cuyo diámetro es  muy pequeño, comparado con su longitud.

Las fibras, son las unidades fundamentales que se usan en la fabricación de hilos textiles y posteriormente las telas.

El uso de las diferentes fibras y sus porcentajes crean diferentes características en los resultados finales de las telas:

  • Contribuyen al tacto, textura y aspecto de las telas,
  • Influyen y contribuyen en el funcionamiento de las mismas,
  • Determinan en un alto grado, la calidad y tipo de servicio que se requiere de una tela
  • Repercuten en su costo.

Las fibras textiles deben cumplir unas exigencias fundamentales para que puedan ser hiladas formando hilos, que después estos, formaran, mediante el proceso de tejeduría, las telas.

  • Resistencia
  • Elasticidad
  • Longitud /grosor

La relación que existe entre estas características, es un dato singular que contiene cada fibra y es la que determina su utilización en la industria textil.

Para facilitar el hilado, es importante que la relación entre longitud y grosor sea mayor, así es que las más utilizadas en el mercado son precisamente las que mayor relación longitud/grosor y son las que indico ordenadamente por su mayor a menor uso:

  1. Lana
  2. Lino
  3. Algodón
  4. Cáñamo
  5. Yute
  6. Sisal
  7. Coco

Espero que os haya resultado interesante. En la próxima entrega os hablaré con más detalle de los diferentes tipos de fibras y las sensaciones que nos causa cada una al contacto con nuestra piel.

Javier Ginestar.

About the author: Javier Ginestar